Joshua Fury, de 29 años, quien sería sentenciado este viernes luego de declararse culpable de la muerte de su esposa, fue encontrado muerto en su celda. Las autoridades han confirmado que se trató de un suicidio. La comunidad de Maple Grove se conmocionó el año pasado luego de que se supiera que Fury habías asesinado a su esposa y luego escondió el cadáver en un pequeño espacio bajo el piso de la vivienda que compartían. El ahora occiso había reportado el 30 de abril que la mujer probablemente habría huido con un ex novio, pero luego de investigaciones, se encontró el cadáver y no pudo sostener su versión. Habría sido condenado a 38 años de prisión.