El Gobernador Tim Walz solicitó a los legisladores una partida especial de 35 millones de dólares para ser aplicada al pago de servicios de las corporaciones que puedan venir en un momento dado a apoyar a la Policía de Minneapolis en caso de que se presentaran disturbios con el inicio del juicio contra Derek Chauvin en los hechos que terminaron en la muerte de George Floyd el pasado 25 de mayo. La corporación que dirige Medaria Arradondo no tiene suficientes elementos para contener una protesta de este tamaño, como se pudo ver el verano pasado y se cuenta con que las policías de otras ciudades y la Patrulla Estatal puedan acudir a ofrecer refuerzos.