La Suprema Corte de Justicia de la Nación rechazó la demanda interpuesta por el Fiscal General de Texas, misma que solicitaba invalidar la elección general en cuatro estados y con ello darle el triunfo a Donald Trump. A la vez, una coalición de Fiscales Generales de varios estados, entre ellos Minnesota, solicitó a la corte desechar la demanda toda vez que no tenía potencial para ganar, pero si para afectar la imagen de los órganos electorales en todo el país. Con esto, se suma otro revés a la batalla legal que ha sostenido el aun mandatario federal en busca de mantenerse en la presidencia a toda costa.