Luego de los resultados del despliegue policiaco observados durante la noche del jueves, el Gobernador de Minnesota, Tim Walz, ha determinado que la medida que se había anunciado para la noche de este viernes queda suspendida, por lo que toda persona puede trasladarse libremente en Minneapolis y St. Paul.

Luego de los hechos violentos ocurridos la noche del miércoles, se había planteado extender el toque de queda por dos noches más, sin embargo, durante la noche del jueves las 79 detenciones realizadas estaban más relacionadas con la violación a este toque que a disturbios.