Vecinos que residen cerca del Powderhorn Park en Minneapolis se dicen preocupados por la situación del campamento de personas sin hogar que se ubica en ese lugar, señalan que, de ser poco menos de 30 tiendas de campaña, ahora son más de 700 las personas que residen en este lugar. Dicen estar preocupados por los sucesos recientes, en especial por las tres violaciones en menos de 9 días, dos de las cuales incluyeron menores de edad. Las autoridades de Parques y Recreación han dotado a los ahí refugiados de comida, así como lavandería y baños. Vecinos dicen ver gran cantidad de jeringas tiradas, lo que los lleva a pensar que se da el tráfico de drogas en el lugar y eso les angustia.