Sin llegar a acuerdos sustanciales, terminó esta madrugada la sesión especial del Poder Legislativo convocada por el Gobernador Tim Walz. Esta sesión había sido programada para aprobar el endeudamiento del estado con el fin de realizar obra pública que diera empleo a las personas afectadas por la pandemia a la vez que mejorara la infraestructura de Minnesota. Luego de los hechos que rodearon la muerte de George Floyd, se agregó a la agenda la creación de leyes que permitieran responsabilizar a los oficiales de policía de sus acciones y un paquete especial de apoyos para la reconstrucción de las áreas devastadas por los saqueos y vandalismo.

De acuerdo al punto de vista de los Demócratas, en ninguna de estas tres vías se llegó a acuerdos satisfactorios. En el renglón de las policías, se aprobaron medidas que corrigen algunos comportamientos, como las técnicas de estrangulamiento para someter a los detenidos, pero acciones más trascendentes, como la prohibición de los arbitrajes en casos de mala conducta o someter los procesos de los hechos que involucran uniformados al Fiscal General del Estado. Mientras que en el endeudamiento y apoyos a reconstrucción se alcanzaron avances moderados.