La Clínica Mayo anuncia que luego de 5 meses, da por terminado el uso de plasma de pacientes convalecientes de Covid 19 como tratamiento para mitigar los efectos de la enfermedad. Señalan que la autorización de la FDA fue como una medida emergente y que luego de aplicarla en 71 mil pacientes, encontraron que tuvo efectos benéficos en la mayoría de los casos. Si bien el tratamiento nunca tuvo la intención de convertirse en un estudio, lo cierto es que arrojó datos interesantes que son compartidos entre los científicos que buscan alternativas de solución a la pandemia. En la aplicación y estudio participaron 2780 hospitales y con ellos 14 mil médicos.