Un terremoto de magnitud 6.4 sacudió a Puerto Rico antes del amanecer del martes y fue seguido tres horas después por una réplica de 6.0. Fueron los más grandes de una serie de terremotos que azotaron el territorio estadounidense en los últimos días y causaron graves daños en algunas áreas.

La alcaldesa de la ciudad sureña de Ponce, Mayita Meléndez, tuiteó que un hombre de 77 años murió  a consecuencias de este.  También le dijo que ocho personas resultaron heridas. Ponce está cerca del epicentro del terremoto.

La autoridad de energía de Puerto Rico tuiteó que una de las principales plantas de energía del país, que se encuentra cerca del epicentro, había sido dañada, pero las autoridades esperaban restaurar la energía a la isla más tarde el martes.