Largas filas se observan por fuera de las diferentes oficinas del DVS, se trata de personas que acuden a presentar su examen de manejo. La aplicación de estos exámenes estuvo pausada por varias semanas debido a la pandemia, y se puede observar a varios adolescentes, ansiosos de poder manejar legalmente. Los elementos del Departamento realizan una toma de temperatura previo a la prueba de manejo, y trabajan bajo estrictos protocolos sanitarios para evitar contagios.