Gracias a los miles de visitantes que reciben del estado de Minnesota, los pobladores de Hudson, en Wisconsin, tendrán que observar un toque de queda tres días a la semana. El Concejo de la Ciudad estableció que bares y restaurantes tendrán que cerrar sus puertas a las 10 de la noche los jueves, viernes y sábados; por lo menos desde este fin de semana hasta el 3 de enero, con la posibilidad de extender esta medida. Quienes hagan caso omiso, podrían perder su licencia para vender alcohol.