En Wisconsin, un trabajador del Aurora Medical Center olvidó regresar al congelador 500 dosis de la vacuna de Pfizer por lo que las mismas han tenido que ser descartadas de la campaña de vacunación en ese estado. Autoridades del nosocomio informaron que el responsable ha sido despedido y el caso turnado a las autoridades para que lleven a cabo las investigaciones pertinentes y fue ya arrestado. Dicen desconocer si se trata de un error o de una acción con la intención de perjudicar el fármaco, pero que las consecuencias son muy lamentables pues son 500 personas que se tendrán que esperar para ser inmunizadas.