Mientras el Presidente de los Estados Unidos insiste en crear un presupuesto para el muro fronterizo, el cierre parcial de gobierno debido a los desacuerdos entre demócratas y republicanos ha llevado a situaciones de estrés en muchas familias. Esto como consecuencia de la falta de pagos en algunos trabajadores federales. Esto no solo afecta al estado de Minnesota sino que tambien a toda la nación. 

Los democratas planifican re operar el gobierno como de costumbre pero esto se vera imposibilitado por los votos republicanos. A nivel nacional hay alrededor de 800,000 empleados que aún no tienen trabajo o que trabajan sin sueldo. En Minnesota existen alrededor de 17,000 trabajadores. Segun fuentes de comunicación de las agencias federales muchos tienen facturas por pagar, comida que deben de llevar a su familia y para el transporte a su trabajo. 

No se  sabe cuántos trabajadores federales de Minnesota se ven afectados por el cierre porque algunas agencias no saben qué empleados se consideran esenciales y cuáles no. 

Algunas de las oficinas afectadas son el USDA, las agencias policiales, la TSA y la Oficina Federal de Prisiones.

“Esas personas que se presentan todos los días para asegurarse de que estamos seguros están ahora sin pagar”, dijo Gregg James, Vicepresidente Nacional del Distrito 8 de la Federación Americana de Empleados del Gobierno.

Una vez que finaliza el cierre, existe la preocupación de si estos trabajadores recibirán o no un pago retroactivo.

James dice que normalmente lo hacen, pero no está garantizado. Por ahora, él está pidiendo a los legisladores que hagan su trabajo.

“Tenemos la esperanza de que se reúnan y encuentren una solución para esto y que el gobierno vuelva a abrir”, dijo James.