Bastante alboroto se dio la tarde de este lunes en los alrededores del Fairview, en Edina. De acuerdo a los reportes, un sujeto intentó robarle el auto a un médico del nosocomio y para ello le disparó a la cabeza. Los hechos ocurrieron en el estacionamiento del lugar y la policía acordonó la zona y se procedió a revisar minuciosamente el hospital, sin lograr dar con el sospechoso. La víctima tuvo la fortuna de que la bala solo rozara el cráneo, produciéndole una herida superficial y ya fue dado de alta, pero si la bala hubiera pasado media pulgada más abajo las consecuencias hubieran sido otras. Describen al sospechoso como de unos 30 años con un tatuaje en el lado derecho del cuello. La Policía de Edina ya está tras su pista gracias a las grabaciones de las cámaras de seguridad.