El Departamento de Justicia presentó este lunes tres demandas contra California, Nueva Jersey, y el condado de King en Washington la tarde de este lunes por sus políticas santuario que limitan la cooperación de los agentes locales de la ley con las autoridades federales de inmigración.

El fiscal general William Barr anunció las medidas durante un discurso en la conferencia anual de la Asociación Nacional de Alguaciles en el que habló sobre los retos que enfrentan las agencias del orden para hacer cumplir la ley y criticó a las autoridades estatales ‘progresistas’ que protegen a los migrantes indocumentados.

“Por infortunio, en varias jurisdicciones, los así llamados políticos “progresistas” están poniendo en juego la seguridad pública al poner los intereses de extranjeros criminales sobre los de los ciudadanos respetuosos de la ley”, dijo Barr este lunes durante el discurso.