Una apuesta muy arriesgada es la que están llevando a cabo centenares de personas que al no encontrar bares y restaurantes abiertos en las Twin Cities por efectos del Covid 19, deciden manejar unos minutos para llegar a Wisconsin, donde sí están ofreciendo servicio. Esta decisión puede traer graves consecuencias pues considerando los niveles de mortalidad y contagios de nuestros vecinos, una copa puede salir demasiado cara en términos de consecuencias por un contagio. Las autoridades recomiendan no arriesgarse, menos aún que hay varias vacunas ya a la vista, pero es necesario estar vivo para que puedan ser aplicadas.