El Gobernador Tim Walz se dirigió brevemente a la prensa también esta noche. Su mensaje fue muy concreto y claro, el dolor que sintió el estado al ver lo que le sucedió a George Floyd, es un sentimiento real, pero no tiene nada que ver con lo que ocurrió el día de hoy. Señaló que hay espacio para la libre manifestación, pero no para los actos de delincuencia y por lo tanto, desde las 9 con 16 minutos se llamó a la Guardia Nacional para que junto con los State Troopers, el Sheriff del Condado de Hennepin y varias corporaciones más, brinden el apoyo necesario a la Policía de Minneapolis para garantizar la seguridad de los ciudadanos.