El robo de vehículos a mano armada en las Twin Cities se está volviendo una situación insoportable. Solamente en la noche del miércoles, cuatro vehículos cambiaron de dueño en Minneapolis. A pesar del operativo en el que intervino un helicóptero y se arrestaron 41 sospechosos, se recuperaron 7 vehículos y se confiscaron 5 armas; los robos no cesan. Los ciudadanos se quejan de que los atracadores duran apenas unos días tras las rejas para salir de nuevo a delinquir. Ahora, las corporaciones de Policía del área metropolitana han anunciado que trabajaran en conjunto para enfrentar el problema. Pero por lo pronto, reiteran que en el caso de que le asalten, entregue las llaves y no intente perseguir a los atracadores.