Se le acumulan cargos a Elsa Segura, quien era oficial del área de libertado bajo palabra en el Condado de Hennepin, y que es acusada de participar en el homicidio de Monique Baughn, ocurrido en la primera noche del año. De acuerdo a los registros, Segura sostenía una relación sentimental con Lydon Wiggins, presunto autor material de la muerte de la agente de bienes raíces. Según los cargos, Elsa Segura utilizó los recursos a su alcance en el Condado, para obtener información para su pareja sentimental y con ello le tendieron una trampa a Baughn en la que la misma Segura fue quien llamó a la ahora occisa pidiéndole que le mostrara una casa, y en ese lugar fue secuestrada y luego muerta por el presunto asesino.