Si usted envió su boleta por correo y cree que no va a llegar a tiempo de ser contada luego de los cambios dispuestos por la Corte de Apelaciones, nada está perdido. Puede usted acudir mañana al centro de votación más cercano a su domicilio, pedir que se invalide la boleta que viene por correo y votar de manera presencial.