A quienes se les aplique la vacuna recibirán una tarjeta que así lo indica, pero el Gobierno del Estado se negó a la propuesta de la autoridad federal de recabar una serie de datos que según consideran, vulneran la privacidad de la persona. La vacuna será aplicada a todos los residentes del estado independientemente de su estatus migratorio.