El Fiscal General de Minnesota, Keith Ellison, se sumó a otros 22 homólogos a nivel nacional para solicitar a la FDA que prohíba los cigarrillos mentolados. En la misiva señalan que, si bien el consumo de cigarrillos ha ido a la baja en los años recientes, los cigarrillos mentolados atraen a nuevos fumadores y al prohibir su fabricación se puede prevenir que consumidores jóvenes comiencen a experimentar con el tabaco. Según datos de 2019, el 46.7% de los estudiantes de secundaria y preparatoria que fumaban, preferían los cigarros mentolados a los regulares.