La campaña para detectar conductores que hayan consumido sustancias enervantes antes o al manejar sigue en Minnesota. Se trata de más de 300 corporaciones que unen esfuerzos para destinar a los oficiales en su tiempo libre a patrullar calles y carreteras con el único objetivo de detectar a conductores en esta situación. Este fin de semana se detuvieron 272 en todo el estado y en lo que va del año hay acumulados 14,984. Los recursos para pagar las horas extra de los oficiales participantes provienen de un fondo para procurar la seguridad al manejar.