El Senado de Minnesota, controlado por los Republicanos, rechazó el nombramiento de Nancy Lippink como comisionada del trabajo e industria. Estos puestos son propuestos por el Gobernador, pero tienen que se ratificados por el Senado, y luego de que Tim Walz extendiera el periodo de emergencia en tiempos de paz con el disgusto de los legisladores republicanos, vino la no ratificación y por lo tanto deberá dejar su trabajo. El mandatario señaló el hecho como una revancha política y dijo temer que ahora vayan por la cabeza de Jan Malcolm, comisionada de Salud y una de las figuras más visibles de su administración.