En pocas semanas podría estar llegando a la mayoría de las personas en los Estados Unidos el llamado tercer cheque de estímulo, que en realidad ahora es en forma de tarjeta electrónica, y que supone un importe de 1,400 dólares a las personas elegibles. La semana pasada con la intervención de la Vicepresidente Kamala Harris, se aprobó el paquete propuesto por el Presidente Biden por 1.9 trillones de dólares, y esta semana, se espera que recorra los comités de la Cámara de Representantes, misma que es controlada por el Partido Demócrata. Con esta aprobación inminente, en pocas semanas comenzaría el envío de recursos a los ciudadanos, y a la vez la aprobación de partidas para estados y ciudades, junto con un presupuesto de 160 billones de dólares dirigidos a seguir con la campaña de vacunación.